La Inteligencia Emocional – Daniel Coleman

junio 6, 2008 at 4:26 pm (Uncategorized)

Las emociones son impulso para actuar, planes instantáneos para enfrentarnos a la vida, que la evolución nos ha inculcado. La palabra emoción viene del latin – motere que significa mover. En toda emoción hay implícita una tendencia a actuar.

La ira, el miedo, la felicidad, el amor, la sorpresa, el disgusto, la tristeza… cada una de estas emocionas generan reacciones en nuestro organismo.
Tenemos dos “mentes”, la que piensa y la que actúa, y estas 2 formas de conocimiento interactúan para construir nuestra vida mental. Esto es mejor conocido como cabeza y corazón.
Las emociones tienen el poder de alterar los pensamientos mismos. El conocimiento de las propias emociones es la piedra angular de la inteligencia emocional y Sócrates lo consideraba ya en conócete a ti mismo. En cuanto a la capacidad de controlar las propias emociones, Platón hablaba de Sofrosyne, “cuidado e inteligencia en el gobierno de la propia vida”, que Aristóteles situó en el “justo medio”, lo apropiado y que en Roma y en el cristianismo pasó a ser la templanza (temperantia) equilibrio emocional.
La capacidad de motivarse uno mismo es la aptitud maestra. En el reconocimiento de las emociones ajenas, la base es la empatía. Para el control de las relaciones, las bases para el desarrollo de las “habilidades interpersonales” están en el autocontrol, saber dominarse y en la empatía
Cuando nos sentimos emocionalmente alterados decimos que no podemos pensar correctamente y la perturbación emocional constante puede crear carencias en las capacidades intelectuales. Sin embargo, no se tata de suprimir la emoción y colocar en su lugar la razón, sino encontrar le equilibrio inteligente entre ambas.
La memoria operativa es la capacidad de atención que toma en cuenta los datos esenciales para completar un problema o una tarea determinada.
El mapa cerebral de la emoción
Este sistema emocional de reacción instantánea, casi reflejo, que parece imponerse a nuestra voluntad consciente, está bien guardado en las capas más profundas del cerebro. Su base de operaciones se encuentra en lo que los neurólogos conocen como sistema límbico, compuesto a su vez por la amígdala, que se podría definir como el asiento de toda pasión, y el hipocampo. Allí surgen las emociones de placer, disgusto, ira, miedo, y se guardan los “recuerdos emocionales” asociados con ellos.
Sternberg, Salobre y Gadner, son psicólogos que han trabajado diversos conceptos de inteligencia e inteligencia emocional y han llegado a definir esta última con las 5 esferas principales:

1. Conocer las propias emociones: la conciencia de uno mismo, reconocer el sentimiento mientras ocurre

2. Manejar las emociones: manejar los sentimientos para que sean adecuados es una capacidad que se basa en la conciencia de uno mismo

3. La propia motivación: ordenar las emociones al servicio de un objetivo es esencial para la auto motivación, el autodominio, la creatividad

4. Reconocer emociones en los demás: la empatía es otra habilidad que se basa en la autoconciencia emocional, motiva el altruismo y sirve para entender las sutiles señales sociales que indican lo que otros necesitan o quieren.

5. Manejar las relaciones: es en gran medida, manejar las emociones de los demás, generan popularidad, liderazgo y eficacia interpersonal

Hombres y mujeres con una inteligencia emocional desarrollada se comportan: sociales y alegres, con una notable capacidad de compromiso, asumiendo responsabilidades, siendo solidarios, expresando sentimientos abierta y adecuadamente y comunicándose en forma fluida.

Existen muchas formas en que la medicina puede expandir su visión de la salud para incluir las realidades emocionales de la enfermedad. Ejemplo: ofrecer a los pacientes mayor información esencial para las decisiones que deben tomar con respecto a sus cuidados

En cuanto a la familia y la escuela (la educacion) el autor sostiene algunas ideas basicas

La persona no esta determinada por el temperamento

En el terreno educativo se ha destacado la importancia dada al cultivo de una autoestima positiva

Los tres estilos más comunes de paternidad emocionalmente inepta son :

· Ignorar los sentimientos en general.

· Mostrarse demasiado liberal.

· Mostrarse desdeñoso, y no sentir respeto por lo que su hijo siente.

La buena disposición de un niño para la escuela depende de cómo aprender, (la clave de esta capacidad esta relacionado con la I.E. )

· Confianza

· Curiosidad

· Intencionalidad

· Autocontrol

· Relación capacidad de comprometerse con otros

· Capacidad de comunicación.

· Cooperatividad. La capacidad de equilibrar las propias necesidades con las de los demás en una actividad grupal.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: